sábado, 26 de junio de 2010

Los sabios no dañan a nadie

"Los sabios no dañan a nadie, son maestros de sus cuerpos y se dirigen al país sin límites, van más allá de la pena".

¿Y quien es sabio? No aquel que sabe mucho, sino que comprende mucho. El sabio no es aquel que tiene todas las escrituras en la punta de la lengua; el sabio es quien ha visto su propia realidad, y al verla, toma consciencia del universo, de su belleza y su inteligencia. El sabio es aquel que ha divisado la sabiduría de la existencia; no es instruido, pero si absolutamente inocente. ¿Cómo puede el dañar a nadie? - es imposible, porque no puede ver a los demás como distintos de él. Percibe el todo como una unidad. Ten cuidado con la gente enterada, con los que se dicen experimentados, no son sabios.

Según vayas transformándote en un testigo, según vayas siendo consciente, sencillamente llegarás a saber que tú no eres el cuerpo, ni la mente, ni siquiera el corazón. Unicamente eres un observador, distinto de todo lo que te rodea. El cuerpo es el límite más externo; la mente está un poco más adentro; el corazón aún más en el interior; pero en tu más profunda esencia solamente eres consciencia.

Conociéndolo, te desapegas de tu propio cuerpo, de tu mente y de tu corazón. Ese desprendimiento te aporta dominio. No quiero decir que seas destructivo con tu cuerpo; cuídalo, porque es un instrumento maravilloso, un gran regalo de la existencia; sin embargo, ahora sabes que sólo es la casa en la que vives. Igual que cuidas tu casa, cuida tu cuerpo; es un templo
 
Osho.
 
 
 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...